Cadena humana contra nueva Ley Televisa

no-mas-monopolios-internet-cadena

Periódico La Jornada
Domingo 27 de abril de 2014, p. 2

Aglutinados en el Frente por la Comunicación Democrática, dirigentes políticos y legisladores como Cuauhtémoc Cárdenas, Javier Corral y Alejandro Encinas, así como miles de integrantes de organizaciones sociales y sindicales, desplegaron una cadena humana desde las inmediaciones del Auditorio Nacional hasta Televisa-Chapultepec, con el fin de manifestarse contra la iniciativa de reforma secundaria en materia de telecomunicaciones, por ser regresiva respecto a los cambios constitucionales aprobados el año pasado.

Al término de la movilización, los inconformes efectuaron un mitin frente al Senado, donde el panista Javier Corral Jurado dijo que el retraso en la discusión de la propuesta gubernamental para un periodo extraordinario en junio da un poco de tiempo para visibilizar las regresiones y las ausencias que contiene y para que la presión social contribuya a corregir los errores e incorporar los temas que faltan. Pero no es para sonar las campanas ni bajar la guardia.

En el parque Luis Pasteur llamó a los inconformes a no confiarse y hacer marcaje personal a los senadores que integran las comisiones que dictaminarán la iniciativa del Ejecutivo, con el fin de que voten una ley que cumpla con la Constitución.

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, líder moral del PRD, expuso que sólo la unidad y la movilización impedirán que se imponga la censura y se fortalezcan los monopolios. No nos vamos a dejar, por eso vamos a ejercitar nuestros derechos, les guste o no les guste, advirtió.

De acuerdo con la convocatoria original, la cadena humana sería desplegada desde Los Pinos hasta la televisora, pero elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP) y de las policías Federal y capitalina impidieron que los inconformes se acercaran a la residencia oficial. Corral logró llegar a la puerta cuatro de la casa presidencial, pero tuvo que forcejear para que le permitieran el paso junto a varios reporteros.

Debido a que las vallas metálicas y de agentes impedían la llegada de los inconformes por la avenida Chivatito y por Parque Lira y Constituyentes, los organizadores decidieron mover el punto de arranque de la cadena a las cercanías del Auditorio Nacional.

La hilera se formó sobre Reforma hasta Niza y luego sobre avenida Chapultepec hasta las instalaciones de Televisa.

Varios tramos no fueron cubiertos, sobre todo en la zona de los museos y el lago, debido a que los manifestantes dejaban la fila para seguir a Corral y a Cárdenas, quienes avanzaban en busca de observar el desarrollo de la movilización.

Entre quienes formaron la cadena estuvieron trabajadores telefonistas, integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad –que encabeza el poeta Javier Sicilia–, académicos y especialistas en temas de comunicación, así como cineastas y artistas, entre ellos Daniel Giménez Cacho.

También, jóvenes de #YoSoy132 y senadores como los perredistas Alejandro Encinas, Mario Delgado y Manuel Camacho Solís, así como los panistas Ernesto Ruffo, Víctor Hermosillo y Francisco de Paula Búrquez.

Asistieron además Adriana Luna Parra y Salvador Nava, descendiente del luchador político del mismo nombre, y los hijos de Cárdenas Solórzano: Camila y Cuauhtémoc.

Aunque buena parte de los manifestantes eran jóvenes, también acudieron ancianos y familias completas con niños en medio de un ambiente festivo, en el que muchos automovilistas hicieron sonar las bocinas de sus vehículos en señal de apoyo.

Algunas consignas que prevalecieron en los mensajes en pancartas y en redes sociales fueron: No más poder al poder, Libertad de expresión, Que no te apaguen, No a la Ley Televisa, Internet es chido, Peña no y #Censuramesta.

Tomados de las manos, varios opositores a la ley secundaria en materia de telecomunicaciones portaron una amplia manta blanca, en la que dibujaron la silueta de personas unidas, y al mismo tiempo simulaban hablar con teléfonos hechos con vasos de plástico e hilos.

Poco después de la 1:30 de la tarde, cuando tuvieron el reporte de que se había completado la cadena en la ruta fijada, los organizadores pidieron a los asistentes romper la fila y marchar al Senado, adonde arribaron contingentes provenientes de Televisa, el Auditorio Nacional y otros seis puntos intermedios.

Frente a esa cámara del Congreso, donde los organizadores estimaron en 7 mil la asistencia a la movilización, aunque la policía capitalina calculó 3 mil, Corral externó su enérgica protesta por la forma en que se condujo el EMP en Los Pinos.

Señaló que se impidió el paso de personas y de vehículos. Añadió que, con tal acción, Enrique Peña Nieto envía un mal mensaje. No es capaz de soportar ya ni siquiera la presencia de una protesta pacífica y respetuosa, como nuestra cadena humana. Ese es el tamañito de presidente que día con día se está mostrando ante nosotros. Hay que preguntarle (…) si ese es el presidente democrático que nos ofreció. Esa residencia se paga con dinero público y teníamos todo el derecho de empezar ahí nuestra cadena, enfatizó.

Insistió en su rechazo a los monopolios, tanto en la televisión como en las telecomunicaciones, para que no haya ningún actor preponderante con privilegios, postura que no debe afectar, sostuvo, los contratos colectivos de los trabajadores.

Poco antes de participar en la negociación de la reforma política, Javier Corral apuntó que el dictamen de la ley secundaria en telecomunicaciones no se hará sólo con base en la iniciativa presidencial; se deben tomar en cuenta las demás propuestas, incluidas la del PRD y la de la Asociación Mexicana por el Derecho a la Información.

A su juicio, es factible ver esta legislación en un periodo extraordinario antes de junio.

Cárdenas Solorzano resaltó que el predictamen presentado por el senador Javier Lozano va contra la reforma constitucional, tras considerar que el aplazamiento de la discusión permitirá a los legisladores trabajar con serenidad el tema. Espero que haya sensatez y no se proteja a los monopolios, puntualizó.

Deja una comentario