Espacios en Blanco para aprovechar Internet

Por: Pablo Luna

Ciudad de México, 21 de mayo de 2014.- Durante muchos años la televisión ha llegado hasta nuestros hogares a través de señales analógicas en dos bandas o frecuencias conocidas como UHF y VHF. Esto es sumamente importante para entender cómo se podrían aprovechar los espacios blancos en los nuevos sistemas digitales, pero antes vamos a los antecedentes:

Quizá muchos de ustedes recuerden que los primeros televisores con sistemas de color o control inalámbrico debían ser “programados” para captar ambas señales (UHF y VHF). Recuerden que incluso de una ciudad vecina a otra (por ejemplo de Puebla a Veracruz) la calidad e intensidad del canal era diferente y esto es por una cuestión meramente técnica.

Quizá muchos recuerdan que en la lista “tradicional” de canales de televisión abierta existían canales intermedios que a veces sólo captaban audio o una señal de baja calidad de otra frecuencia, es decir que en el canal 8 se veía (por ejemplo) el contenido del canal 5.

Lo anterior sucedía básicamente por una “interferencia”, es decir que las señales se cruzaban. Pues bien, esas frecuencias que no eran utilizadas por ninguna concesión y se han mantenido en poder del Estado, son los llamados espacios blancos.

Con el llamado “apagón analógico”, que es la transición a los sistemas digitales con contenidos alta definición (HD), la distancia entre frecuencias será menor, ya no habrá interferencia y por lo tanto los espacios blancos podría tener un uso que beneficie a todos los mexicanos.

Por ejemplo, aunque por cuestiones prácticas la señal del canal 5 será nombrada como tal, en realidad su información se transmitirá por la frecuencia 3. Esto dejaría que los espacios blancos sean más numerosos y que exista la posibilidad de ser utilizados para enviar señales de internet.

 Si se utilizara el tendido de antenas, postes, cables, etc., por medio del cual aún transmiten los sistemas UHF y VHF, y sobre ellos se creara una red con módem “Súper WiFi”, estas frecuencias conocidas como espacios blancos ayudarían a que las y los mexicanos de las zonas más alejadas del país obtuvieran acceso a la red mundial.

 Es decir que las frecuencias en desuso, llamadas espacios blancos, podrían ser la vía que el gobierno, con una inversión menor a su actual gasto en publicidad, utilice para dotar de internet libre y gratuito a las comunidades menos urbanizadas del país.

Deja una comentario