¿Te latería que un funcionario público pudiera vigilar lo que haces en la red sin ningún motivo? Suponemos que no, pero la actual propuesta en telecomunicaciones en uno de sus artículos dice que lo podrá hacer y sin permiso de la ley, ¿cómo la ves?
Neutralidad-Internet-Infografia

No me espíes, no me limites y no me manipules

Apoya esta idea compartiéndola en Twitter

¿Te latería que un funcionario público pudiera vigilar lo que haces en la red sin ningún motivo? Suponemos que no, pero la actual propuesta en telecomunicaciones en uno de sus artículos dice que lo podrá hacer y sin permiso de la ley, ¿cómo la ves?

De aprobarse la iniciativa impulsada por Peña Nieto, ahora cualquier ministerio público tendrá la facultad de acceder a tus conversaciones y saber dónde te encuentras sin necesidad de una orden judicial.

Es decir, si por ejemplo te encuentras cómodamente en la playa y tuiteas que las autoridades tienen muy sucio el mar, es seguro que la policía de la localidad sepa que fuiste tú quien denunció esa falla, ¿por qué? Porque la ley lo permitirá.

Una ley que espía al ciudadano, lo acosa y lo trata como criminal no debe ser aprobada por ningún motivo

Para evitar que esto ocurra, primero es necesario entender que es la neutralidad de red, así los políticos, empresarios y gente involucrada en el tema de las telecomunicaciones, no nos tomarán por sorpresa y tampoco pasarán por alto nuestros derechos.

Se trata de un principio que implica la no discriminación por tipo de paquete, protocolo o contenido, pero la actual ley pone en peligro el futuro del Internet que actualmente conocemos y que utilizamos para comunicarnos, compartir información, crear y organizarnos libremente.

¿Por qué la pone en peligro ?
En su artículo 146 indica que “Los concesionarios y los autorizados que presten el servicio de acceso a Internet podrán hacer ofertas según las necesidades de los segmentos de mercado y clientes, diferenciando entre niveles de capacidad, velocidad o calidad”.

Esta disposición va directamente en beneficio de los proveedores y no respeta el principio de la diversidad.

Esto habilita a los proveedores para afectar servicios que compitan con los suyos (ej. Skype, Netflix), pudiendo desde darles distinta velocidad o calidad hasta llegar a bloquearlos.

Además, en el artículo 197 la censura y el libre derecho a expresarnos se ve violentado en el momento en que el gobierno pueda anular la conexión de internet cuando haya manifestaciones, que a criterio de los funcionarios, éstas pongan en peligro la seguridad pública.

Nosotros tenemos la certeza y seguridad que esta ley es mórbida y no respeta los derechos de los usuarios, sólo le brinda poder al gobierno y a los concesionarios.
 

Libre Internet para Todos agradece el incondicional apoyo a Sopitas por difundir el material del colectivo. Mantener informados a los ciudadanos acerca del futuro del internet en México, es nuestra misión.