¿Por que el Internet es lento en Mexico?

Por: Pablo Luna
Ciudad de México, 23 de mayo de 2014.- ¿Cuántas veces has intentado cargar un archivo Mp3, Doc o PDF y has tenido que esperar varios minutos para hacerlo? ¿Cuánto tardas en cargar una foto para enviarla a Facebook o Twitter? En el trabajo, ¿cuánto tardas en cargar una carpeta a servicios como DropBox?

Los productos antes mencionados, de internet, son quizá los más conocidos para el grueso de los mexicanos, sin embargo los sectores industriales, académicos y administrativos, requieren otro tipo de servicios y productos, aún con más capacidad y velocidad que les permitan competir y desarrollarse al ritmo de los países de primer mundo, pero la realidad del Internet los detiene.

¿Por qué tenemos uno de los servicios de Internet más LENTOS y CAROS del mundo?

La respuesta no es sencilla, pero se puede sintetizar en tres puntos: a) falta infraestructura, b) falta de inversión y c) falta de competencia en el sector:

a) A diferencia de países de primer mundo, como Holanda, Noruega, Japón o Estados Unidos, México no tiene un “red doméstica” para conectarse al resto del mundo. Es decir, para que los mexicanos podamos acceder a la red mundial (conectada a través de centros de datos conocidos como Internet Exchange Points -IXP-) los proveedores de servicios (ISP) deben conectarse a puntos fuera del país, principalmente en la costa de Estados Unidos. Esto tiene como consecuencia que estemos “importando” datos desde una red en el extranjero, pues nuestro país, nuestro gobierno aún no es capaz de generar sus propios IXP´s para ofrecer Internet de alta velocidad y bajo costo a los mexicanos.

b) Cuando una empresa de servicios de internet (ISP) decide competir en México, el Estado le abre las puertas y con la idea (errónea) de “fomentar la inversión” nunca pide que estas empresas (hasta el momento sólo cuatro) inviertan en la infraestructura necesaria, por ejemplo fibra óptica, para generar su propia red. Tampoco se les piden condiciones de servicio que den a los usuarios garantía de que recibirán un servicio competitivo y de calidad. Hasta ahora, el Estado ha quedado al margen de la inversión en fibra óptica, cableado o antenas y por el contrario, lo que se hizo hace algunos años fue poner en “subasta” (a un precio de risa) la red de fibra que pertenecía a la extinta compañía de Luz y Fuerza del Centro.

c) En México existe una empresa “predominante” en proveer y administrar los servicios de internet. Aunque algunas compañías han intentado ingresar al mercado mexicano con servicios de supuesta “mayor calidad y velocidad”, las condiciones son las mismas y lo único que cambia son los “paquetes” que ofrecen. El hecho de que sólo exista una gran empresa y tres pequeños competidores, condiciona a que los ciudadanos mexicanos estén “amarrados” con un solo proveedor y que cuando decidan cambiar de compañía, sea más por problemas en el cobro o servicio, que por una verdadera opción de mejora.

Ante este panorama, es necesario que la reglamentación secundaria de la Ley de Telecomunicaciones, que se discutirá en el Senado en las próximas semanas, escuche las propuestas ciudadanas, que considera a los mexicanos como “ciudadanos” con derechos y no sólo como “clientes”.

También será necesario que se requiera la libre competencia, pero también la inversión en infraestructura, pero sobre todo que se abra el mercado y se generen propuestas para crear en el mediano plazo una red IXP doméstica que reduzca los costos e incremente la velocidad de conexión.

Deja una comentario