¿Qué cambiar a la nueva ley de telecom?

Distintos frentes coinciden en cambiar los artículos 145, 190, 192, 194 y 197 de la iniciativa; el plazo para la aprobación vence el 30 de abril, aunque podría extenderse hasta el 15 de mayo.

Por: Gabriela Chávez | Martes, 22 de abril de 2014

 

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — A ocho días de que se decida el futuro de la ley de las telecomunicaciones lanzada al Senado por el presidente Enrique Peña Nieto, diversos sectores de la población, desde analistas y especialistas hasta organizaciones civiles y partidos políticos coinciden en sus ideas y acciones para modificar la propuesta.

 

La especialista en telecomunicaciones María Elena Meneses dijo que los cambios propuestos por los distintos frentes son fundamentales para lograr una ley coherente con la Constitución.

 

“La ley como está preocupa y no sólo en materia de Internet sino en temas de medios públicos y contenidos radiodifundidos; es preciso ver si se logran las modificaciones a la ley y que no se queden sólo con la libertad de la red para abatir las protestas. Hasta ahora le hemos dado el beneficio de la duda a los legisladores”, dijo la especialista.

 

Sin embargo, expresó que hasta ahora “sólo hay expectativas”, pues en tanto las comisiones discuten el documento en el congreso, aún se pueden suceder tres escenarios distintos.

 

“Hay que agotar primero la vía legislativa; aún pudiera darse un período legislativo o bien que se pase esta ley sin la debida reflexión y en el mejor de los casos que se hagan las modificaciones a los artículos que preocupan”, dijo la especialista, en entrevista con CNNExpansión.

 

En al menos 5 artículos, la propuesta de leyes secundarias de telecomunicaciones proponen acciones como bloquear el servicio de comunicaciones en actos públicos, si es que se pone en riesgo la seguridad nacional, hacer una obligación para las operadoras entregar datos de sus usuarios si la autoridad lo solicita, entre otras acciones.

 

Por su parte el senador Lozano dijo en una entrevista radiofónica que “sí se realizarán los cambios a los artículos”.

 

La ley deberá aprobarse antes de que termine el periodo ordinario de sesiones el 30 de abril, aunque es posible que se amplíe a un periodo extraordinario hasta el 15 de mayo.

 

Tanto la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) como el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el colectivo Internet para Todos han propuesto documentos alternos, esto es lo que propone cada uno.

 

PRD, libertad con letras chiquitas

 

La iniciativa alterna presentada por la bancada perredista dice avocarse al interés social con la defensa de los artículos 6, 7, 27 y 28 de la Constitución, por lo que “corresponde al ejercicio de los derechos fundamentales de libertad de expresión, derecho a la información y, derecho al libre acceso a las tecnologías de la información y comunicación”.

 

En el capítulo 10, referente a la neutralidad de la red- lo cual se entiende, como la condición que impide que operadores o concesionarios, públicos y privados puedan bloquear, discriminar, interferir o restringir, el acceso a las telecomunicaciones de forma arbitraria- el documento propone no bloquear las comunicaciones y que las operadoras no divulguen los datos de los usuarios.

 

Artículo 183. Los concesionarios y proveedores de internet tendrán las siguientes obligaciones en materia de neutralidad de la red:

 

I. No podrán arbitrariamente bloquear, interferir, discriminar, entorpecer ni restringir el derecho de cualquier usuario de internet para utilizar, enviar, recibir u ofrecer cualquier contenido, aplicación o servicio legal a través de internet, así como cualquier otro tipo de actividad o uso legal realizado a través de la red.

 

Pero a pesar de solicitar la neutralidad de la red, en el inciso IV del artículo 183 refiere que sí se podría bloquear el acceso a ciertos contenidos, aplicaciones o servicios, “si existe la solicitud expresa del usuario”, más no menciona a la autoridad como la iniciativa del ejecutivo.

 

IV. Preservar la privacidad de los usuarios, la protección contra virus y la seguridad de la red, así como bloquear el acceso a determinados contenidos, aplicaciones o servicios, si es que existe una solicitud expresa del usuario y a sus expensas, que conste por escrito o por algún medio electrónico. En ningún caso, este bloqueo podrá afectar de manera arbitraria a los proveedores de servicios y aplicaciones que se prestan en internet.

 

AMIPCI, la ambigua

 

La Asociación que engloba a 200 empresas y organizaciones de la industria de Internet, detalló también su propuesta en diez cambios específicos, de los cuales en materia de Internet libre proponen:

 

1. Regular lo menos posible el Internet.

2. Fomentar movilidad, desarrollo de aplicaciones e innovación.

3. Respetar la privacidad y confidencialidad de las comunicaciones y proteger los datos sensibles de los usuarios.

4. Evitar intervenir o bloquear contenidos o servicios, sin orden judicial.

5. Prohibir por los Prestadores de Servicios de Internet el monitoreo o filtrado de contenidos.

6. Limitar los requerimientos de autoridades para seguridad, a los técnicamente factibles, ajustando los tiempos de entrega y conservación de la información.

 

El resto de los puntos refiere a eliminar el impuesto IEPS a las telecomunicaciones y mantener una tasa cero de IVA para los dispositivos que se conecten a Internet.

 

Internet para todos, con esperanza

 

En una carta enviada el lunes al Congreso, este colectivo encabezado por Oscar Mondragón y Jesús Robles Maloof, estableció la defensa de cuatro puntos específicos que quieren ver reflejados en el dictamen de definitivo.

 

– Ampliar y garantizar el derecho de acceso a internet, establecido en la Constitución en el artículo sexto

– Respeto a la privacidad de los datos de los usuarios: Maloof explicó en entrevista que específicamente deberán modificarse los artículos 192 y 194 de la iniciativa, pues estos “otorgan facultades para vigilar a los usuarios sin órdenes judiciales, además de almacenar datos personales”.

– La libertad de expresión en Internet; para lo que exhortan a modificar el artículo 145 y 197, en los cuales el ejecutivo propone el bloqueo de servicios de telecomunicaciones y contenidos, a discreción de la autoridad cuando se considere que ponen en peligro la seguridad nacional.

“De aprobarse, esta ley mantendrá e incrementará el control del estado y el privilegio de la industria; permitiendo el bloqueo temporal de las telecomunicaciones en sitios determinados, bajo la supuesta presunción de algún peligro para la seguridad pública y nacional, sin salvaguardas que aseguren la protección de los derechos de la ciudadanía”, cita un fragmento de la carta enviada por el colectivo al Congreso el lunes.

 

En tanto, este martes, se espera una marcha en pro de la libertad en internet, bajo el lema “EPN vs Internet”, organizada por el colectivo Internet para Todos, la cual partirá del Ángel de la Independencia al Senado de la República a las 18 horas.

 

“Es importante que no se menosprecien estos actos colectivos, que ya están tomando fuerza global y trascendiendo fronteras, como en otros países del mundo”, dijo Maloof.

 

Publicado originalmente en: CNN Expansión

Deja una comentario